BEHIND THE HOTELS

El Blog de Ceci

Categoría: viajes

Quién no ha escuchado hablar o comentar sobre el Hotel Yacht y Golf Club Paraguayo, quien no ha estado ahí, en los inolvidables desayunos de año nuevo en el salón verde, o esperado el amanecer mirando río desde la terraza de pastos verde y quien no ha dado la bienvenida a un año nuevo que se inicia, por cábala los mejores años se recibían en el Yacht.

Pero que sorpresa encontrar un resort con todas las letras a pesar de los años que tiene y a pasos de Asunción. Digo sorpresa porque sabemos que es un resort pero para los paraguayos, al menos para la mayoría vivímos esa experiencia en el extranjero, sabemos que tiene canchas de golf, piscinas, pero si no te hospedaste y no lo viviste en carne propia, cómo saber.

Un hotel y club sobre el Río Paraguay, que tiene una hermosa playa de arenas blancas, un puerto y muelle con varios barcos y yates, área de juegos con personal de entretenimiento, bicicletas para andar incluidas en la tarifa, habitaciones renovadas totalmente sobre el río, 3 restaurantes, raquetas de tenis disponibles para los pasajeros sin costo adicional.

Ingresamos después del mediodía con los chicos y pese que en agosto aún está fresco, se pronosticaba calor, así que decidimos llevar mallas y juguetes para la playa y así pasamos una tarde de verano en la playa sobre el Río Paraguay. Ese día 7 barcos más decidieron hacer lo mismo y nos deleitaban con un desfile de embarcaciones que pasaban y se quedaban muy cerca de la orilla.

La habitación que nos dieron estuvo genial, tiene un gran ventanal sobre el río, dos camas queen, un escritorio, una poltrona para disfrutar la vista, kitchenette, un frigobar bien completo que mis hijas se ocuparon de asaltar y un baño totalmente moderno. También la habitación tiene una puerta interna que comunica a otra habitación y permite integrar en caso de que sean familias más numerosas.

 

Vista desde la habitación Oriental

Decidimos tomar unas cervezas frente al río mientras atardecía. Fuimos a picar unos sándwiches y empanadas al Restaurante Primavera que da hacia la calle pues los chicos querían comer hamburguesas y pizzas.

El gimnasio y el spa funcionan hasta tarde, pude reservar un masaje relax en el spa. Me pareció una infraestructura muy buena y todo renovado. El ambiente bien relax y la masajista del Spa muy buena.

Cabe destacar que el Greenroof súper impecable y que además cuenta con un mini cine donde pasan películas para los chicos.

Tienen además una sala de pool y otros juegos, pero no estaba del todo montada. Me dijeron que se tenía que solicitar.

También la variedad de entretenimientos para chicos estuvo súper, solo que no es fácil de encontrar la sala, está muy escondida y alejada. Cabe resaltar que el hotel está super bien mantenido y el personal de recepción fue muy amable en todos los horarios, nos ayudaron con todas las cosas que le pedíamos del vehículo y con los servicios que necesitábamos.

Al día siguiente vi que estaban unas bicicletas a disposición y raquetas de tenis para los huéspedes, pedimos dos y salimos a pasear por la zona del Yacht, que es realmente súper tranquila un domingo a la mañana.

Al día siguiente probamos el desayuno buffet muy bueno y completo, me percate que el salón fue renovado y ahora se puede disfrutar a pleno de la vista del río. Me dieron un late check out lo que nos permitió prolongar la estadía hasta después del mediodía.

Súper recomendado para pegarse una escapada de un fin de semana sin tener que viajar muy lejos!

Road Trip California 2018

Emprendimos nuestro Road trip entre 4 amigos por la costa del Pacífico, salimos desde Santa Mónica bien temprano para desayunar en Malibú, elegimos una cafetería ubicada en uno de los muelles, llamado “Malibu Farm Pier Cafe” que, según TripAdvisor tiene el desayuno más recomendado y efectivamente es así. Jugo de naranja recién exprimido, café expreso, panqueques con salsa de arándanos y chantilly,  fueron nuestras elecciones, que servidos en una terraza del muelle con vista a Malibú y a la casa de Charly Sheen no tenían desperdicio. También pedimos unos huevos revueltos con jamón, papas rusticas y tostadas que quedaron para el recuerdo!
Ruta 101
MALIBU FARM PIER CAFE

Seguimos nuestro road trip, unas horas después hicimos una parada en Santa Bárbara que nos sorprendió por la arquitectura española y el Palacio del Condado de Santa Bárbara  por su majestuosidad y jardines, así como la iglesia frente a un café donde pudimos tomamos unos cafés bien fuertes para afrontar el fresco que se sentía cada vez  más. La vista desde la torre del Condado estuvo realmente increíble.

Al condado se le llama a menudo como la “Riviera italiana-americana” debido a su clima mediterráneo y al parecido con la Costa Azul Francesa. Las Montañas de Santa Ynez recorren la ciudad de este a oeste y se elevan detrás de la ciudad con varios picos que exceden los 1.200 metros. Los primeros habitantes fueron los indígenas Chumash que se establecieron en modestas casas de madera y en las cuevas de las montañas de Santa Ynez. El Condado se trata una misión colonial construida en 1786 por Fray Fermín Lasuén, misionero que sustituyó a Fray Junípero Serra como cabeza de la red de misiones que los franciscanos construyeron en California durante el siglo XVIII. Su misión era evangenlizar a los indios Chumash que habitaban esa zona.

Vista desde el Palacio del Condado de Santa BarbaraPalacio del Condado de Santa Barbara

Nuestra siguiente parada fue Solvang, un pueblo fundado por una mujer danesa, cuya foto esta colgada en algunos negocios, a la que se le ocurrió replicar las casas y la cultura danesa en un pueblo de California. Me transporto a un pueblo europeo por la gastronomía, souvenirs y arquitectura del lugar.

 

 

Almorzamos muy bien, platos típicos daneses muy parecidos a la alemana, ademas picamos riquisimas Wurzt, recorrimos el centro a pie y de allí partimos finalmente rumbo a Carmel.

Luego de 3 horas y media de viaje, llegamos a Carmel by the Sea, a un hermoso hotel, el Carmel Inn, ubicado en uno de los valles de Carmel, a unos 6 minutos del centro. El hotel estuvo perfecto, pese al frío que hacía, el hotel logró confortarnos con todas las comodidades, si bien el hotel tenía varios bloques al aire libre, es decir las habitaciones se encontraban en el edificio conexo, sus instalaciones y los paisajes del lugar daban de que hablar.

Cómodos balcones para disfrutar la vista de las montañas y los valles, mirando hacia la piscina, un importante buffet por las mañanas en el desayuno y el gimnasio bien montado dotaban a este hotel de todo lo necesario para pasar una buena estadía. El Hotel tenía además de chimeneas, flores, mucha vegetación y decoración minimalista. Su jardín y la propia infraestructura muy bien montadas eran atractivos únicos en este hotel.

HOTEL CARMEL INN

Al conocer la ciudad de Carmel by the Sea, uno se transporta a un libro de cuentos, lugares de ensueños, paisajes que parecen pintados a manos y con colores esfumados. Carmel tiene la capacidad de hacerte entrar en un estado de tranquilidad única donde se vive la riqueza de la naturaleza y una cultura propia del lugar, llegando a un estado de equilibrio perfecto entre la historia y naturaleza.

Es una ciudad elegida por los jubilados y los artistas, eso se nota en las cientos de galerías que tienen expuestas obras de arte y en los precios sobrevaluados de las viviendas. En los suburbios no hay alumbrado público, tampoco en la ciudad excepto en la Avenida principal Ocean Dr. en la que cada negocio ilumina su lugar. Al finalizar esta Avenida llega al mar, recomiendo divisar desde el mágico paisaje. De noche es bastante oscuro y dicen que no hay alumbrado público por respeto a la naturaleza y a los pobladores del lugar. Esto le da un charm especial.

Salimos a cenar a una pequeña Trattoria súper recomendada por Yelp! llamada La Balena, estaba llena, apenas encontramos una mesa, nos dieron un lugar en un rinconcito afuera por suerte a lado de estufas que nos abrigaban, probamos vinos de California y disfrutamos de una gastronomía singular y bastante costosa,  nos enteramos que se llevó el premio al mejor Restaurante de Carmel, votado por la misma gente del lugar y cumple 5 años promoviendo la tradición toscana en Carmel. Los platos elegidos esa noche fueron los ñoquis al champiñón y unos taglietele al pesto.

Al día siguiente decidimos desayunar en Village Corner Bistró, en el centro de Carmel, un restaurante abierto desde 1948. El desayuno demoró un poco, pero lo bueno se hace esperar dice el refrán y las porciones enormes de huevos benedictinos con jugos de naranja natural se lucieron, una carta muy sofisticada con todas las opciones imaginables de desayuno.

El centro de Carmel by the Sea, como verán en las fotos es una ciudad de revista, calles angostas, floridas, ordenadas y limpias, ideal para recorrer a pie. Se encuentran a disponibilidad de los ciudadanos diarios y revistas de decoración, gourmet y de otros temas. Lo llamativos es que estos diarios y revistas son gratuitos y estan en casetas antiguas de madera. Abundan las casas de artesanías y arte, mezcladas con casas de ropa, de sombreros, de antigüedades,  y marcas premiun.

Carmel by the Sea fue creada a mediados del siglo XX por sus fundadores con el lema de preservar y lograr la puesta en valor de la naturaleza del entorno y esto se nota hoy en la arquitectura integrada con la naturaleza, en sus drenajes de agua naturales y en un respeto absoluto hacia la misma, la verdad algo casi utópico en el mundo. Incluso hay una ordenanza que prohíbe el uso de zapatos de tacos altos en las calles de Carmel.

Hay un hotel muy famoso que es el Cypress INN, porque es pet friendly, uno de los primeros de Estados Unidos ya que es de una famosa activista por los animales llamada:

Doris Day

EL CARMEL PLAZA

THE VILLAGE CORNER BISTRO

Nos recomendaron muy especialmente recorrer las 17 millas, se trata de un recorrido, en el que uno puede observar una amplia variedad de paisajes.

Nuestra intención siempre fue recorrer la costa de California de punta a punta, lo que no sabíamos que además nos encontraríamos con las 17 millas o 27 km de Campos de Golf, costas de mar súper bravo, un ciprés solitario de más de 250 años en un arrecife, playas con arenas muy blancas, paisajes muy llamativos por la atípica y diversa vegetación, áreas para camping y unas flores súper exóticas. Pudimos observar una gran roca, donde los lobos marinos reposan al sol y un hermoso lugar para parar y realizar fotografías.

Vistas de las 17 millas

Por último, al salir de Carmel con rumbo a San Francisco les recomiendo un outlet de marcas super buenas que está en Monterrey próximo a Carmel,  el Monterrey Outlet.

Palm Springs, una ciudad en medio del desierto

Realmente impactante la cadena de montañas de Santa Rosa en el desierto del Colorado que rodean a esta pequeña ciudad junto al Pico de San Jacinto, casitas coloniales adornan el centro vestidas de tiendas de ropas, restaurantes, bares, grandes plazas y hermosas casas conforman esta ciudad. Una ciudad  que es alimentada por los manantiales subterráneos, mayormente tranquila y con otro ritmo, menos acelerado que la de las grandes ciudades cosmopolitas, por lo que es elegida por las celebridades.



Silenciosa, con una temperatura de 40 grados de calor, pero sin humedad, en algunas veredas se observan unos sistemas de nebulización para refrescar el ambiente, hacen sin duda que sea menos pesado y más llevadero el paseo. De día el maravilloso sol que alcanza las altas montañas descubre los minerales de la superficie y despliega un abanico de colores que deslumbra al mirar, tanto, que uno se queda observando más de la cuenta.

De tarde esas montañas que fueron bañadas en calor siguen irradiando un fuerte calor a pesar de que el sol ya se ha escondido.

Un hotel se descubre en el centro de Palm Springs, el Rowan Kimpton Hotel & Restaurantes, así como el Palm Springs 4 Saints, que es el bar ubicado en el rooftop del hotel, un hotel nuevo con varios ambientes muy atractivos.

Un poco de historia de los Hoteles Kimpton

En 1981, Bill Kimpton fue pionero en el concepto de hotel boutique en Estados Unidos, inaugurando el San Francisco Bedford Hotel, que combina el servicio de alojamiento más sofisticado con un afamado restaurante de especialidades. Esta combinación se va a mantener presente en todos los establecimientos de la cadena Kimpton, en la que, además de ofrecer comodidad, servicio y estilo, sirven suculentas propuestas gastronómicas con especial atención a su carta de vinos, una de las insignias del grupo. La hora del vino es ya famosa en los hoteles Kimpton que cuentan con auténticos seguidores de sus somelliers y de sus chefs de prestigio. Otro de los aspectos más valorados por los usuarios de Kimpton Hotels, es que tiene uno de los índices más altos de satisfacción del cliente en Estados Unidos, es la gran responsabilidad ecológica y social que la empresa mantiene desde sus orígenes.

En la actualidad la compañía cuenta con 55 establecimientos en las poblaciones más dinámicas de Estados Unidos, donde dispensan al viajero atenciones de lujo, confort y todo un despliegue de atenciones a diversos segmentos de población, teniendo en cuenta que no todos los ocupantes de un hotel tienen las mismas necesidades; así cuentan con instalaciones especiales para niños, programas dirigidos a mujeres, a ejecutivos, etc. Todo un lujo en Estados Unidos.

Pudimos tomar unos chopps en el rooftop, pasamos por ahí al atardecer solo para conocer el hotel. Observe un rooftop con un bar con opciones de tragos y cervezas, así como varios servicios como bebedero, reposeras, poltronas y una piscina inclusiva que no había visto hasta ahora en ningún lugar.

Algunas actividades para hacer en Palm Springs

Un paseo por las montañas

El teleférico aéreo de Palm Springs lo llevará hasta la cima de la montaña San Jacinto, donde es mucho más frío que en el desierto. En el invierno es muy probable que encuentres nieve. El tranvía solo toma diez minutos y es el más grande rotativo del mundo, por lo que las vistas de 360 grados son increíbles. Las vistas en la cima también son increíbles, que puedes disfrutar desde el restaurante Peaks o el Pines Café.
https://www.pstramway.com/

Las caminatas

Tanto en Palm Springs y los desiertos circundantes están llenos de lugares para caminar y trotar. Indian Canyons, Palm Canyon, Andreas Canyon y Murray Canyon son algunos de los mejores. Si conduce un poco más lejos, la reserva del Valle de Coachella también cuenta con más de 5261 hectaréas de senderos para caminatas, senderos, dunas y mesetas. El cercano Parque Nacional Joshua Tree es uno de los preferidos para escaladores y excursionistas del desierto.

Tour guiado de Arquitectura

Palm Springs está llena de arquitectura moderna interesante de mediados de siglo. En realidad, tiene la mayor concentración de ese estilo en cualquier lugar. En el centro de visitantes puede recoger un mapa de Modern Palm Springs y tomar un recorrido en automóvil, o también hay visitas guiadas. Si quieres ver las fiestas de celebridades de Palm Springs que vivieron allí durante décadas (incluidos Frank Sinatra, Elvis, Liberace, Liz Taylor, Bob Hope, Dean Martin y Sony Bono), también se puede tomar el tour de celebridades.

Ver los molinos de viento

Es todo un espectáculo ver los molinos de viento, no pueden perderse los gigantescos molinos de viento cuando uno va y viene de Palm Springs, ya sea en avión o en automóvil. Hay 3.500 molinos de viento que alimentan casi 200,000 hogares y 1.5 por ciento de la energía de California.

La Meca de las compras

Se encuentra a una hora y media de San Diego y a dos horas de Los Ángeles, y de camino allí descubrimos dos shoppings con outlets con increíbles precios.Los puntos de ventas son en Cabazon y Desert Hills Premium en las afueras de la ciudad son la meca de las marcas internacionales, vale la pena detenerse cuando vas o sales de la ciudad.

Capital de los dátiles

Palm Springs y el valle de Coachella son la “La capital del mundo de los dátiles”, y estamos hablando de un fruto comestible originario de las palmeras. The Shields Date Garden ha sido un negocio familiar desde la década de 1920 y todavía crecen dátiles sin fertilizantes ni pesticidas.

Gastronomía con alta reputación

La escena culinaria en Palm Springs hace honor a su reputación. Hay algo para cada presupuesto y gusto. Es cierto que muchos restaurantes atienden al conjunto de personas de la tercera edad, ya que muchos ciudadanos jubilados y experimentados se mudan a Palm Springs para disfrutar el clima cálido, pero hay muchos otros puntos acceso que hierven a fuego lento con el estilo Rat Pack de la vieja escuela. Uno de ellos es el Copley’s en Palm Canyon, que solía ser el lugar de Cary Grant. El restaurante en la cima es uno de los mejores asadores de la ciudad. Melvyn’s en el Ingleside Inn era uno de los lugares favoritos de Sinatra.

Nosotros cenamos con amigos en ZIN American Bistro y yo comí unos riquísimos spaguettis al pesto, además probé una cerveza artesanal de la zona. Este restaurante se especializa en maridar cada menú y su carta cuenta con una amplia variedad de vinos. Este restaurante fue galardonado con el Diner´s Choice Award 2018.

Gracias a Christian, Lizzie y Cast por el hermoso paseo, lugares que conocimos y recibirnos en su casa!

 

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Disfrutaste este blog? Compartílo con tus amigos :)

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://ceciliacartes.com/category/viajes">